“No hace falta”, “no es necesario”, “no hay antecedentes clínicos que lo ameriten”… ¡basta!… ¡BASTA!. Desde el primer día, como ya comenté en mis primeras publicaciones, los médicos siempre me […]

error: Contenido protegido por derechos de autor.