Wow… ¡cómo pasa el tiempo! Tan vertiginoso, implacable, tan constante. Después de muchos años de estar escribiéndolo de a “partes”, finalmente publiqué “¡Que me parta un Milagro!” en diciembre del […]

error: Contenido protegido por derechos de autor.