YA ESTÁS ACÁ. ¿Qué vas a hacer? Enfrente tuyo hay un camino, una ruta… ponele el nombre que quieras. No va a ser siempre llano, ni soleado, ni siquiera continuo. A veces parecerá fácil y por momentos intransitable.

Estás al mando y podés acelerar o tirar balizas y reposar un rato en la banquina. Por ahí quieras apagar el motor y al rato volverlo a encender.

Estás acá.

Hoy, estás acá.

El destino final no va a llegar por sí solo. Tomá aire, el recorrido puede ser largo. O tal vez, detrás de esa última curva cerrada y difícil, alcances la meta.

Y sabés que, para llegar, tenés que avanzar.


La imagen contiene una cita de mi libro, lo podés conseguir acá: http://www.quemepartaunmilagro.com/index.php/el-libro/

Nos vemos en mis redes sociales 🙂

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario