Aviso: esta reseña NO contiene spoilers

Vida privada, ¿en qué sentido podríamos usar esta frase? ¿’privada’ en relación a lo oculto al público, en presencia de pocos o sin testigos? ¿o ‘vida privada’ de lo que anteriormente se poseía, es decir, vida?

El enfoque de esta película es bastante específico: una matrimonio de ‘cuarenta y pico’ de años deciden recorrer un complicado camino hacia la paternidad.

La pregunta surge: ¿en qué momento no podemos concebir naturalmente? ¿cuándo es que empieza la infertilidad? Puede ser desde que nacemos si padecemos una enfermedad, puede ser desde que empezamos a buscar sin encontrar, o puede ser cuando empezamos a postergar la búsqueda de un hijo.

Esta película estaría basada en la experiencia de la directora, y a juzgar por ciertas precisiones técnicas: o es cierto o fue bien investigado.

Como persona “fuerte mente familiarizada” con la infertilidad, quedé conforme con las escenas, el guión y la trama. Cómo se encara la complejidad de ciertas situaciones y la intensidad de los personajes en sus emociones. Las descripciones de los escenarios en los que los anti-infertilidad, solemos estas sumergidos por largo rato, me hizo sonreír con sorna, junto con las situaciones de consultorios, médicos brutales, prejuicios del entorno sobre las elecciones, y el profundo dolor en mudo que vivimos a diario.

Perder la intimidad, darse cuenta lo que era vivir “sin estar en búsqueda”, gastarse todo el dinero, entrar en deudas, el empuje al límite de la psiquis de los protagonistas y el poner el cuerpo de ella. Decidir, intentar, fallar, frustrarse y seguir adelante… ¿te suena? Todas estas cosas se presentan en la trama.

Y como avisé que no iba a spoilear la peli, no voy a ahondar mucho mas.

Compartí el estreno de esta película en mi grupo cerrado de Facebook. Es cerrado porque solo ven el contenido quienes forman parte de él, así que si te interesa sumarte, el link es este: https://www.facebook.com/groups/FertilidadyDonacionesQueNosPartaUnMilagro/

Quienes ya la han visto, opinaron. Y sus comentarios van desde el “me gustó y me dejó pensando” a “la ví, me dejó mal y eso que venía bien”.

Si bien la infertilidad sigue ganando terreno dentro de los temas que se hablan sin vergüenza, en esta película vemos lo que la directora y autora nos quiere mostrar. Considero que ha sido una película honesta, con sus condimentos graciosos y sus giros interesantes: la donación de óvulos, qué puede suceder sino usamos los medicamentos como nos indica el profesional de la salud, lo bestial que puede ser el trato de un médico, la familia, el entorno, la pareja, las explosiones emocionales, la sexualidad, y la intermitencia del deseo de ma-paternar en una búsqueda incierta.

Vida Privada se desarrolla en mi entrañable New York, y se trata de soportar, de levantarse una y otra vez, con la esperanza eterna de que algo hermoso está esperando a la vuelta de alguna esquina, de esa u otra ciudad.

Para terminar, creo que es importante reiterar: en las películas vemos lo que nos quieren mostrar, nos cuentan una historia, conocemos personajes. Los inicios y finales pueden quedar en la imaginación y hasta dejarte pensando por un rato.

Se puede ver en Netflix, acá: https://www.netflix.com/title/80168222

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario